sábado, 6 de septiembre de 2014

La vida se hace más sencilla




Cada uno de nosotros somos una chispa divina,
pero el rencor nos oscurece, somos como diamantes
sepultados cuando estamos resentidos.

No podemos mostrar nuestro brillo por más que lo intentemos.
si alguien te lastima y no es capáz de pedirte perdón,
aprende a aceptar esa disculpa que nunca recibiste
y deja que tu luz brille al igual que la de un diamante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...