jueves, 11 de septiembre de 2014

Ser un niño

 

 

Ser un niño es creer en el amor,

creer en el encanto, creer en creer.

 

Es ser tan pequeño que los duendes

pueden alcanzar a susurrarte al oído.

 

Es convertir calabazas en carruajes

y ratones en caballos,

la pequeñez en altura y nada en todo.

Porque cada niño tiene un hada madrina

en su propia alma; es vivir en una cáscara de nuez

y nombrarte el rey o reina del espacio infinito.

Es ver el mundo en un grano de arena

y el cielo en una flor silvestre,

tener el infinito en la palma de tu mano

y la eternidad en una hora.

 

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...