sábado, 1 de agosto de 2015

CURACIÓN

 

¡Soy fuerte, saludable y estoy lleno de vigor!
La curación es algo natural.
Con cada respiración, cada latido del corazón, la presencia sanadora de Dios lleva a cabo Su obra poderosa. Permito y fomento mi salud sin interferir con Dios.

Hago esto al permanecer optimista y rechazar cualquier pensamiento negativo.
Confío en que el poder restaurador de Dios obra en mí plenamente ahora.

Si no me siento saludable, completo y lleno de energía, respiro profundamente y visualizo que mi cuerpo responde a la energía perfecta, sanadora y sagrada en mí.

Afirmo: ¡Soy fuerte, saludable y estoy lleno de vida y vigor! Bendigo cada parte de mi cuerpo templo, y siento que el amor de Dios me llena de la cabeza a los pies.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...